MANTENIMIENTO WEB

Que una web no te de dolores de cabeza significa que no te de problemas.

Para ello y entre otras cosas, tiene que ser segura, estar actualizada y además, debes disponer de backups actualizados, tanto de contenido como de la instalación.

Ya sabes que cuando todo funciona bien, nada duele.

Es cuando aparecen los problemas cuando hay que empezar a lidiar con ellos y aquí es cuando llega el terror.

La mayoría de proveedores ofrecen soporte técnico, sin embargo, la soltura técnica sigue siendo la principal barrera a la que se enfrenta toda persona con una página web.

¿QUÉ ES LO QUE SUCEDE?

Yo creo que el problema radica en que los primeros hablan un idioma difícil de entender para el que no está en un día a día técnico, llegando así las frustaciones y ciertos dolores.

Me encargo de asegurarme de que tu página permanezca segura, actualizada y de realizar los backups necesarios, para poder restaurar tu trabajo en caso de desastre.

¿Que entras en tu página web y ves que de repente no se ve? Me avisas y yo me encargo de resolverlo.

No tendrás que tratar con proveedores¹, aprender su idioma, ni hacer demandas de soporte mediante tickets.

La mayor ventaja de contratar este servicio es la tranquilidad de saber que si algo falla en tu web, puedes recuperar su funcionamiento y volver a verla como estaba.

Evitas el estrés que supone un momento crítico en el que tu página web no se ve.

Pero ¡ojo!, porque este servicio no es para arreglar esos problemillas que vienes arrastrando con tu página desde que instalaste aquel plugin o desde que cambiaste esto y aquello.

Para esto están las horas de soporte técnico² adicionales.

¹ No tendrás que tratar con proveedores salvo para realizar la contratación de nuevos productos o servicios relacionados con tu página web.

² Las horas de soporte técnico adicional no están incluídas en el mantenimiento web, por lo que se facturan a parte.

CONTACTA CONMIGO PARA CONTRATAR EL MANTENIMIENTO DE TU PÁGINA WEB

9 + 5 =